Las necesidades, tanto físicas como afectivas y emocionales, de los niños y niñas son las que marcan la organización de los tiempos en El Árbol de Ayelén.
Esta es la línea de tiempo actual en nuestro proyecto, durante todos estos años ha ido cambiando adaptándose a las necesidades y la dinámica del grupo.

8.30-9.00: Horario ampliado si se necesita.
9.00-9.30: Es muy importante que se sientan acogidos y bien recibidos por los adultos que les acompañan.
Desde primera hora de la mañana cada niño se involucra en su juego.
En los diferentes espacios las niñas encuentran muchas posibilidades de juego con diferentes materiales; siempre que sea de su interés y un acompañante esté disponible, se le presentará el material, así como la atención y el acompañamiento necesarios.
Sobre las 9.30: Juego Libre. Las acompañantes proponen una actividad o bien presentan un nuevo juego. Este juego o actividad nunca es obligatorio.
En el grupo La Maloca de 10.00- 12.00: Lunes, martes y miércoles: trabajo por proyecto. La propuesta de es trabajar teniendo en cuenta las necesidades e intereses que manifiestan y vayamos observando. Jueves y viernes: Presentación de Material.
Sobre las 11.30-12.00: Aviso de almuerzo. Tomarlo es opcional, pueden hacerlo cuando quieran. Los niños pueden seguir trabajando con los juegos elegidos, si lo prefieren. Antes de salir al exterior, se recoge conjuntamente. Es importante que los niños integren la importancia del orden, una vez terminada la actividad, para continuar con otras cosas sin obstáculos.
12.00: Taller. Son de distinta temática: pintura, barro y danza (basados en la Educación creadora), cocina, experimentos,…Se informa a las peques de su existencia con antelación, para que se apunten al que deseen.
13.00-13.30: El Momento del cuento. Contado o escenificado en teatrillos por una acompañante, y por las niñas o niños que quieran.
13.30: Salida para los que no se quedan a comer.
13.30-14.30: Comida. Nos reunimos para comer hasta que vayan llegando los papás y mamás a la hora de la recogida.
14.30- 15.30: Horario ampliado si se necesita

CONTEXTOS DE APRENDIZAJE Y ELEMENTOS QUE ACOMPAÑAN LA VIDA DE EL ÁRBOL DE AYELÉN

La Asamblea: Se realiza una por semana. Creemos que es el instrumento idóneo en un marco de debate horizontal que persigue la búsqueda de consensos permitiendo la mediación de conflictos, distribuir responsabilidades y analizar la marcha del grupo. Las niñas tienen derecho a participar en la toma de decisiones, acorde a su edad y competencias.

Proyectos de investigación: parten de los intereses y necesidades de los niños y niñas.

    • El niño o la niña genera así su propio conocimiento, afrontando retos sobre la información que ya manejan, fomenta otras habilidades como el trabajo en equipo, la cooperación, la escucha activa, la habilidades comunicativas, la comunicación no verbal, etc…
    • Se realizaran diferentes propuestas para encontrar una temática en común de investigación, inicialmente se proponen diversas actividades que despierten el asombro de las niñas y niños de Ayelén.
      En un segundo momento intentamos identificar una temática en común a investigar, les invitamos a que se planteen preguntas sobre la temática elegida y posteriormente que cada una desde su saber personal intente responderlas a través de las formas de comunicación anteriormente nombradas.
      En un tercer momento vamos en búsqueda de respuestas, inicialmente nos ponemos en contacto con las familias de nuestro Árbol y posteriormente profundizamos en el saber universal, bibliotecas, museos, internet, expertos…
    • Durante la investigación vamos adquiriendo nuevas habilidades en las diferentes áreas del conocimiento, ya que como eje central de nuestros proyectos de investigación está la virtud holística que cualquier tema a investigar nos ofrenda (áreas del conocimiento: matemáticas, lengua, educación cósmica).
    • Al finalizar compartimos con las personas que creemos puedan disfrutar de estos nuevos saberes.

Talleres: Son espacios internivelares, para desarrollar la creatividad y la experimentación que dan cabida a múltiples lenguajes. Se desarrollan con grupos heterogéneos y reducidos. Los realizan bien las familias, las acompañantes o alguien externo. Pueden ser: desmontaje, experimentos, cocina, baile, taller de dibujo, barro… (basado en el concepto de Educación Creadora de Arno Stern).

El acompañamiento durante el periodo de acogida (adaptación): Este periodo es el tiempo que el niño o la niña necesita para encontrarse a gusto en el espacio sin la presencia de su padre o madre. En El Árbol de Ayelén respetamos sus ritmos por lo que la duración del periodo de adaptación será definida en función de las necesidades de cada peque.

Responsabilidades colectivas: Se trabajan la asunción de responsabilidades colectivas por parte de las niñas y niños. Se eligen responsabilidades bien rotativas diaria o semanalmente según los casos, para desarrollar diversas tareas necesarias para la organización y bienestar del grupo (organizar y recoger espacio interior, adecuar la cocina para el momento de comer, llenar cubos de agua del patio…).

Responsabilidades académicas: Hacemos que cada niño y niña sea responsable de sus aprendizajes. Según las necesidades del grupo y lo que vayamos observando se elaboran los horarios, asumiendo cada uno alguna responsabilidad. Nuestra intención es que las personas desarrollen su autonomía y responsabilidad tomando decisiones y aprendiendo a funcionar como seres libres, convirtiéndonos en personas autenticas y competentes.

Excursiones y visitas externas:

    • nos ayudan a potenciar el conocimiento directo del medio (natural, físico y social) y dan la oportunidad a las niñas y niños de entender determinados aspectos de la realidad. Así mismo crean actitudes positivas (interés, curiosidad, respeto…) 
    • En El Árbol de Ayelén celebramos las fiestas populares de carácter local o enraizado en la Comunidad.
    • Se programan una salida a un espacio natural cada mes. Cada trimestre se hace al menos una salida que se corresponda con los intereses observados.
    • En estas actividades, normalmente, la asistencia de las familias suele ser muy alta.
    • Las visitas externas son parte del proceso del trabajo por proyectos. Permitiendo a niñas y niños que tengan un primer acercamiento desde la observación de la persona que trabaja con el tema a tratar, el profesional.

    Huerto y contacto con la Naturaleza: es una propuesta para que los niños tengan contacto con procesos de cultivo ecológico, siembra, riego, cuidados de los diferentes tipos de plantas…

    Área de juego estructurado: Es aquel cuyos elementos están definidos por unas cualidades y que se combinan entre ellas de todas las maneras posibles. Cada pieza de un material lógicamente estructurado tiene una combinación diferente de cualidades que lo definen, así pues no hay dos piezas iguales. Aquí se realizan actividades relacionadas con algunos materiales y metodología y actividades más relacionadas con el desarrollo intelectual y sensorial (Lenguaje: utilización de un lenguaje adecuado; Pre-Lecto-escritura: con material estructurado específico; Pre-Lógico-matemáticas: con material estructurado).

    Material no estructurado: Es aquel que no ha sido especialmente pensado para educar o jugar, pero que sin embargo ofrece grandes posibilidades para que el niño investigue por sí mismo, desde su propio interés y curiosidad natural. Objetos cotidianos o naturales, que se ajustan a la necesidad de jugar para adquirir un mayor conocimiento del mundo que les rodea: piedras, ramas, hojas, corcho…, materiales reciclados, elegidos por la calidez y la riqueza que aportan. Se hace una revisión constante para reparar los que estén deteriorados o sustituirlos según sea necesario.

    Agrupamientos: Desde nuestra concepción metodológica, cuidar los agrupamientos es un asunto de vital importancia para desarrollar una respuesta ajustada que fomente el aprendizaje cooperativo y la socialización y favorezca el desarrollo personal y de los aprendizajes individuales.

    Aproximación al lenguaje escrito y lógico – matemático: El lenguaje escrito está presente en todo tipo de soportes, objetos y materiales cotidianos, el contacto del niño y la niña con el lenguaje escrito es constante, y en nuestro espacio también será similar. El propio interés innato de los niños y niñas por todo lo que les rodea hará que se interesen por el lenguaje escrito y su función. Existe una oferta permanente de actividades relacionadas con este aprendizaje. Si es necesario están apoyados, y guiados, por un adulto o un compañero; los materiales se encuentran a libre disposición de los niños y niñas.