Rosa Sensat

(…) El 1 de octubre de 1961 muere Rosa Sensat, maestra de la escuela pública que había proclamado la vida en las aulas.

Rosa Sensat era aquella niña de El Masnou que a los 10 años, huérfana de padre desde hace un año, prepara el examen de ingreso a la Normal de Barcelona. Quiere ser maestra. A los 12 estudia Magisterio en Barcelona y a los 15 ya ejerce en la escuela municipal de su pueblo. No deja de estudiar y apasionarse y se va a la Escuela Central del Magisterio, en Madrid, a seguir formándose. Los años en Madrid son fundamentales. Allí conoce a Francisco Giner de los Ríos y entra en contacto con la Institución Libre de Enseñanza. También estudiará en el Instituto Rousseau de Ginebra y viaja por Europa, pensionada por la Junta de Ampliación de Estudios, siempre aprendiendo.

Biografia-cast-1
Rosa Sensat durante una clase al aire libre.

En 1914 se convierte en la primera directora de la Escola del Bosc, primera escuela pública al aire libre. Para Rosa Sensat la escuela es un espacio de vida y libertad, considerando la primera etapa educativa como fundamental en la formación de ciudadanos libres. El aula debe ser un espacio familiar habitado por iguales que comparten, se ayudan y aprenden unos de otros. Ciencia sí, pero también juegos, canciones, la luz que deslumbra y maravilla. La vida como asignatura y el librepensamiento como único aprobado merecido de tener en cuenta. Lo de menos es memorizar, esclerotizar el cerebro para hacerlo sumiso a las órdenes.

Le encargarán el plan de estudios del Instituto de Cultura y Biblioteca de la Mujer de Barcelona para formar a mujeres obreras y amas de casa de clases media. La formación como instrumento de emancipación para formarse intelectual y profesionalmente y no depender de nadie.

Llega la II República. Le proponen dirigir el grupo Milà i Fotanals del Patronato Escolar de Barcelona, 1.200 alumnos y 40 profesores. Rosa Sensat tiene sesenta años y acaba aceptando entusiasmada, comprometida. Está en juego crear una escuela pública de calidad, igualitaria; está en juego la calidad democrática de una sociedad. Hay en su concepción de la educación mucho de acto de amor, si te sabes querido, si sabes querer, te haces mejor persona. Hacen falta maestros. Las bombas sepultarán el proyecto al grito de ¡Viva la muerte! de los que siempre suspendieron en la asignatura de la vida.

Acaba la guerra y Rosa Sensat, roja separatista en los archivos de la Comisión Superior Dictaminadora de Expedientes de Depuración, será enterrada en el silencio y se le negará la paga de jubilación. Vivirá 18 años en el fangal de un país en ruina moral hasta morir, con 88 años, el 1 de octubre de 1961. Otros, Marta Mata a la cabeza, recogieron su legado. Ahora, otros, vuelven a lanzar bombas sobre las escuelas. Ahora las bombas se llaman recortes y te destrozan por dentro.

Texto de: “Catálogo de decisiones y fragilidades”, de Toni Álvaro, editorial El Lokal, 2016, pp. 240-241

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s