Sobre Navidad, Reyes Magos y crianza

Como entendemos la crianza en todos los ámbitos de la vida, incluidas las fiestas y tradiciones, hemos estado intercambiando ideas, sentires y textos durante estos días. Os dejamos una selección de varios artículos relacionados con las celebraciones, dinámicas y hábitos que inlcuye el periodo de la Navidad y los Reyes Magos.
Son extractos de dichos artículos (se incluye un enlace al formato competo y orginal) y no tienen porque reflejar la linea ni de Ayelén ni las familias que lo componen, pero nos parece interesante su lectura y reflexión. Y si es con un roscón de Reyes, mejor.

¡Buenas fiestas!

Cuando llega la duda sobre la existencia de la magia de la Navidad

Por Damaris Esteve   
Marta, mi hija mayor, siempre ha sido una niña muy realista, con los pies en el suelo. (…) Muy pronto (a los 7 años recién cumplidos) ya nos manifestó sus dudas respecto a la existencia del Papa Noel y los Reyes Magos. A mí me preocupaba que eso le causara un desengaño o creyera que ahí se acababa la magia de la Navidad, así que decidí buscar información sobre cómo proceder. Encontré un cuento que me encantó, y a pesar de no ser creyentes, si creímos que como cuento era genial. Así que decidimos que el día que supiera la verdad, fuera un día inolvidable. Elegimos un día, dejamos a sus hermanos pequeños con sus abuelos, y nos fuimos con Marta a la playa. (…). Nos sentamos en las rocas, y le dijimos que habíamos ido ahí para contarle la verdad sobre la magia de la Navidad. Le contamos este cuento, a nuestra manera, sin leerlo. (…). [ver el cuento completo en el enlace al artículo completo al final de este extracto]

(…) Desde ese mismo año, Marta pasó a formar parte de ese lado de la magia, ayudándonos a poner los regalos bajo el abeto. (…) Cuando sus hermanos se van a la cama, el día de Nochebuena o el de Reyes, ella también se va. Y cuando se duermen ella se levanta con nosotros y nos ayuda a preparar todo lo que hacemos

 (…) Yo creo en la magia, tal vez no en Hadas de los dientes, ni en Papa Noel, pero creo que el mundo es un lugar para soñar e imaginar y cada oportunidad que surge debemos aprovecharla. Y la Navidad es sin duda una época para soñar…

 

Epifanía de la emancipación

Por Enrique Gil Calvo

¿Por qué hay que hacer sufrir tanto a los hijos, dejándoles creer primero en los Reyes para poder desengañarles después? Una primera pista la proporciona el, concepto de desencantamiento del mundo, propuesto por Max Weber para explicar la secularización. Según esto, aprender a madurar racionalmenle implica desencantarse con escepticismo de todos los previos encantamientos pueriles. Y los Reyes Magos condensarían toda la crédula magia que puebla la infancia, de la que habría que despertarse con dolor para poder asumir algún día la desencantada madurez adulta. Luego el de los Reyes es un mito emancipador, en el fondo. Pero ¿por qué ha de tener esta forma sustitutoria de la familia si, como se dice, Ios Reyes son los padres”?
 
En realidad, los Reyes Magos son quizás el ejemplo más característico de lo que la escuela de Winnicott ha denominado objeto transicional. En su primera infancia, los lactantes se identifican con su madre nutricia, de la que no saben distinguirse. Por tanto, para constituirse en sujetos independientes, separados de sus objetos de deseo, deben romper con su madre. Y para facilitar esa ruptura eligen un objeto de culto que sustituya a su madre como puente de transición hacia su independencia futura. Es, por ejemplo, el osito de peluche, que recuerda a la madre pero ya no es la madre, por lo que sirve en realidad como medio de transición para poder romper con ella. (…)
 
Pues bien, en este sentido los Reyes Magos son el más perfecto objeto transicional, por ser el único que explícitamente se reconoce como tal, revelando su naturaleza sustitutoria de los padres a los que suplanta y representa. Y es que su función es suplir y superar la dependencia familiar pero sin que por eso lleguen a convertirse en un centro regresivo de permanente dependencia propia. (…). De ahí que enseñen sin efectos perversos a emanciparse moralmente de la familia. Aunque sólo sea por eso, benditos sean.

 

Sobre la Navidad, Montessori, y la magia.

Por Bei (blog Trigriteando)

He cambiado un poco la programación del blog para responder a una pregunta que me hacéis sin parar estos últimos días. ¿Cómo se mantienen las tradiciones navideñas siendo coherentes con el espíritu Montessori?. Bien, es imposible ser coherente en un sentido estricto, o no, pues lo podemos  justificar con la máxima montessoriana “sigue al niño”. (…)

En Montessori no se promueve la fantasía, por lo tanto explicarles la mentira de los Reyes Magos no sería coherente. Pero, insisto, es una cuestión de crianza, no de educación y cada familia debe hacer lo que considere. Si queréis introducirlo, hacedlo (…)

 Jamás le he dicho que van a venir los Reyes o Papá Noel, pero si hago otra serie de cosas, intentando buscar el equilibrio entre mis creencias y limitaciones y la realidad en la que vivimos:

         Mantengo la magía de los regalos. No voy a ir a comprarlos con ella porque quiero mantener el efecto sorpresa (igual que para su cumpleaños de las niñas o el de los adultos) (…)

         Le explico que recibimos regalos Navidad (no de Reyes o Papá Noel) gracias a la paga extra (…). A lo que ella me contesta “No, mami. Tenemos regalos porque los trae Papá Noel y los Reyes”. La escucho con los ojos muy abiertos y la boca muy cerrada.. (…)

         La carta. Como todo el mundo le decía a Abril que tenía que escribir una carta a los Reyes y yo no me ponía manos a la obra, tomó una actitud preactiva y decidió hacerlo ella. Fue una carta de agradecimiento, no una lista de regalos.(…)

         Creamos juntos nuevas tradiciones, como la del regalo del árbol, el calendario de adviento de actividades, el calendario inverso de acciones bondadosas causales… La tradición de recibir un libro navideño cada Nochebuena, hacemos sesiones de fotos, galletas (..)

Alternativas o disfraces de la mentira muy lindos son éstos que circulan por facebook, en este blog los han recopilado Y una amiga me contó que su canguro le dijo, cuando le confesó llorando que los Reyes eran los padres, que “No hombre, eso son los niños que han dejado de creer en los Reyes, que los padres les tienen que hacer el apaño para que no se queden sin regalos. Si sigues creyendo seguirán viniendo a tu casa” y alargo un par de años más la magía navideña.  Es bonito, ¿verdad? Hay que escuchar siempre a los niños y acompañarlos en sus procesos. (…)

Lo tercero es el chantaje. Lo podemos llamar de mil maneras, pero es un chantaje “si no te portas bien, no tendrás regalos”. (…). Me parece de una crueldad insoportable, traicionar el espíritu navideño con chantajes de este tipo. Y sinceramente creo que es el motivo por el que muchos niños se llevan un chasco tan grande cuando se enteran de la realidad y están deseosos de compartirlo con otros niños, con catastróficos resultados. (…)

Y finalmente sobre la religión. Alguna vez me han acusado de ser superficial por celebrar la navidad no siendo creyente. (…) Es una época preciosa de la que me quedo con los buenos sentimientos, que no son exclusivos sólo de las personas creyentes, sino de toda la humanidad.

Leer el artículo completo en el enlace: http://www.tigriteando.com/sobre-la-navidad-montessori-y-la-magia/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s