Comentario del documental "Solo es el principio"


Que este documental fuera estrenado en  España dos años después de su lanzamiento en Francia, que durase apenas unos cuantos días en las carteleras para su exhibición, y que a su vez la edición en DVD en España fuera otros dos años más tarde describe perfectamente el desinterés comercial y general hacia el tema de la educación de los más pequeños, y más concretamente hacia los métodos educativos que se salen de la tradición pedagógica “normal”.

Y es que cuando el periodo de la vida de los cero a seis años es más una época que tiene más acogida en los medios como una época ideal para provocar la emotividad y lo publicitario, es normal que el bienestar real de los pequeños quede en segundo plano.
No es un documental duro de ideas densas y entrevistas insufribles. Para nada. El guión es super simple: el seguimiento de un grupo de niños y niñas durante dos años, que asisten a una clase de filosofía, para niños evidentemente. Son grabaciones de los peques opinando y debatiendo sobre temas concretos. Y paralelamente se va contando la intrahistoria de la profesora que lleva la clase o aparecen escenas de la vida de las familias.
Filosofía para niños ¿Filosofía para niños? Suena a oxímoron y a la vez a provocación intelectual. Pero es mucho más sencillo y vivencial.
Los peques llegan a clase, se enciende una vela que anuncia que empieza el tiempo de la calma y de pensar, y la profe saca un tema. Empieza el debate y el intercambio. Hay escenas que enganchan como los argumentarios alrededor de la igualdad, o del amor, o de la libertad.
Sin decirlo a gritos el documental es un manifiesto en favor del buen trato a los pequeños, de una educación respetuosa que les escuche y les tenga en cuenta, que les de autoestima, y a la vez que les haga pensar, ser ciudadanos, encontrarse con los otros compartiendo ideas e imaginando.
Tal vez lo único desagradable y terrorífico sean unas declaraciones que se oyen en off al principio del documental, y quizás el documental es una respuesta a esas declaraciones. En ellas el ministro francés de educación dice referiéndose a las educadores de educación infantil: “No entiendo que se necesite gente formada cuatro años para cuidar el recreo o cambiar los pañales”. Y creíamos que nosotros teníamos el monopolio de los políticos ineptos…
Información práctica: el DVD se puede conseguir en la edición española desde octubre. Cuesta unos 10/12 euros.
Raúl, papá en Ayelén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s